Transportador de cadenas Redler

Los transportes de cadena, están diseñados para trabajar a una alta capacidad en la que los alimentos deben ser transportados con cierto cuidado, pero sin un cuidado especifico. Durante el transporte, los productos van a conservar íntegramente todas sus capacidades físicas, con lo que se puede olvidar del trato del producto, salvo que desee transportar materiales sumamente delicados, los cuales deberían de ser transportados por otros transportes de cadena más específicos para cada producto. Debido a este motivo los transportadores de cadena son ideales para transporte de mercancías a granel como es el caso de semillas, cereales, etc.

La gran capacidad tanto en volumen como en peso transportado, hace de él que sea una pieza fundamental para el transporte de los materiales en grandes instalaciones, en las que las tolvas, los depósitos de almacenamiento y las cadenas de producción se encuentran separadas por naves o cámaras.

Una de las ventajas de este tipo de maquinaria de transporte de materias primas es la cantidad de componentes que pueden adaptarse a él, como curvas de distintos grados, para modificar el transporte a medida de la instalación en la cual se montará y donde trabajará. Otras de las ventajas que se obtiene del uso de los transportes de cadenas es que son sistemas estancos y no generan polvo ni materiales en suspensión en la línea de transporte.

Como en Domfesa nos preocupamos por la calidad de los materiales utilizados en nuestras máquinas damos la posibilidad de escoger el tipo de material entre hierro, acero galvanizados, acero inoxidables y aceros antidesgaste.

En cada transporte hay la posibilidad de personalizar el transporte con diferentes elementos auxiliares de previsión, control, mantenimiento y seguridad, como es el caso de los registros y otros elementos, de forma que permite realizar descargas en cualquier punto de su recorrido.

Un transportador de cadena se compone de bastidores formados por chapas reforzadas, soldadas y atornilladas entre sí, formando los distintos módulos que constituyen el transporte. Además, en los cabezales de las cadenas se encuentran los ejes motrices y los tensores. El cliente puede montar el transportador escogiendo los dos cabezales, la longitud del tramo recto que requiera y existe la posibilidad de escoger un reductor con el que esté familiarizado y en Domfesa nos encargaremos de adaptar su reductor a los cabezales motrices.

El cliente puede encargar cualquier parte de los transportadores que le interese y montárselo él mismo. También dispondrá, si le interesa, de asesoramiento por parte de Domfesa a la hora de instalárselo. También, disponemos de un equipo de montaje si desea que nosotros le instalemos el transportador.